¿Te has preguntado si tu dolor de cuello o espalda es debido a una almohada inadecuada? Una buena almohada se adapta a tus necesidades de descanso, contribuye a una buena alineación de la columna y ayuda a prevenir el dolor de cuello. Ya que pasamos alrededor de 8 horas durmiendo, aproximadamente la tercera parte de nuestra vida, es fundamental elegir la almohada correcta para descansar apropiadamente. En el artículo de hoy te enseñamos los aspectos más importantes que debes tener en cuenta a la hora de comprar tu almohada ideal. ¡Acompáñanos y dile adiós al dolor de cuello!

Diferentes niveles de firmeza para cada postura al dormir

Lo primero y más importante es descubrir cuál es tu posición preferida al dormir. Cada persona necesita un soporte anatómico diferente para no sufrir dolor de cuello, y por eso es esencial que la elección de tu almohada esté definida por alguno de estos 3 niveles de firmeza:

Nivel suave

Es ideal para las personas que buscan una almohada blanda y esponjosa, que permite que se amolde a su cabeza y que impida el dolor de cuello y espalda. Es la recomendada para aquellos que duermen boca abajo, pues su altura es más baja y evita que la columna quede arqueada.

Nivel medio

Es perfecto para personas que buscan una almohada de altura intermedia sin perder su acabado esponjoso, la cantidad de relleno permite que la almohada abrace el cuello y cabeza de una forma muy confortable. Es la recomendada para aquellos que duermen boca arriba, logrando una alineación entre cabeza, cuello y columna.

Nivel firme

Excelente para personas que les gusta una almohada un poco más alta y con mayor firmeza, al tener más cantidad de relleno, ayuda a mantener la cabeza en la superficie sin que se hunda tanto y sin perder la sensación de suavidad. Es la recomendada para aquellos que duermen de lado, ya que ayuda a mantener alineado el cuello con la cabeza e impide que sufras de dolor de cuello y espalda.

 

 

Una fibra de alta calidad mantiene siempre tu almohada fresca y confortable

Las fibras siliconadas de poliéster son ideales para mantener la comodidad y frescura de tu almohada. Estas fibras evitan la acumulación de humedad, mejoran la circulación del aire y ofrecen extrema suavidad; gracias al espacio entre cada fibra siliconada, la almohada es más suave, esponjosa, evita la acumulación de ácaros y mal olor, garantiza propiedades antialérgicas y tiene la capacidad de recuperar su forma original después de cada uso. Gracias a su nivel superior de confort, evita que tengas dolor de cuello y espalda, y tu sueño no se interrumpirá en las noches por el calor gracias a su frescura.

La excelente calidad de esta fibra permite que tu almohada pueda ser lavada en máquina (ciclo delicado) sin perder la forma ni volumen, ayudándote a tener una vida más sana y limpia.

La almohada es un objeto tan íntimo que no puedes tomarte a la ligera su elección. Es el mayor apoyo de la cabeza y cuello mientras dormimos, y debes saber que, eligiéndola bien, puedes evitar los siguientes problemas:

  • Dolor de cuello, espalda y hombros.
  • Problemas para respirar.
  • Insomnio.
  • Ronquidos.
  • Mala circulación de la sangre.

 

Para que nuestros músculos descansen, no suframos de dolor de cuello y espalda y para el bienestar de nuestra salud, es necesario dormir utilizando la almohada adecuada.

¡Te invitamos a conocer nuestra nueva almohada Be Fresh!

Ideal para el bienestar y salud de tu cuerpo.

Almohada Be Fresh ¡Entra ya!